La decoración Zen, en nuestros tiempos es lo más parecido a tener paz y armonía en nuestro hogar, todo ello se debe a los materiales y colores que se utilizan.

La decoración Zen, puede combinar cualquiera o todos de los siguientes elementos: líneas rectas, espacios abiertos y transparentes, materiales naturales, mobiliario sencillo y sutiles colores tomados de la naturaleza. Este estilo se basa en la calidad en lugar de la cantidad.

14721642_1680256842287100_1819350107546413358_n

Preciosa casa rodeada de bosque, diseñada por Weber Arquitectos, situada en Alvandaro, Mexico

La claridad combinada con calma, pureza y amplitud nos lleva a este tipo de espacios. Estas cualidades usted las puede llevar de su hogar a su mente. De hecho es lo que queremos que las sensaciones del hogar nos trasladen a una mente abierta y en paz.

El propósito del interiorismo zen es refugiarnos del mundo exterior hacia el interior.

Un requisito para este tipo de decoración es reducir la paleta de colores, utilizando tonos de colores neutros, agua y tierra. También se debe tratar de mantener las superficies de paredes, pisos, y mesas libres de objetos innecesarios. Nada debe invadir el espacio libre, solo un claro espacio de calma y vacío para descansar los ojos. Esto ayudará a mantener la sensación de amplitud y serenidad en el hogar.

Tenemos desde casas lujosas a espacios entrañables y no tan grandes, lo importante es que nos sintamos al llegar a casa relajados.

14606406_1680256858953765_6436501205526101558_n                                   14670711_1680256852287099_6086633744776676481_n

Las imágenes pertenecen a la misma casa, en ella podemos observar que tiene limpieza de líneas, materiales nobles como la madera y un equilibrio profundo en toda la casa tanto en el interior como en el exterior.

 14671321_1680256778953773_7283458483315399415_n

Vemos que está perfectamente en armonía toda la estancia, sigue jugando con colores neutros y tiene un orden exquisito.